Home

cuentos de mi abuela

el amor de la abuela

Pensar en mi abuela me hace sonreír y sentirme bien. ¿Tienen todas las abuelas este efecto?

sm_abuela_0005


la frase “no tener abuela” tiene su origen en el cariño infinito que muchas abuelas tienen por sus nietos y nietas

Aunque yo era una de sus siete nietas y siete nietos (somos 14 en total), tenía la capacidad de hacerme sentir especial y única. Tenía mucha paciencia y cariño para mí y seguramente para los demás también, porque así era. Con ella una se sentía la favorita pero con retrospectiva creo que nos trataba igual.

sm_abuela_bebe_0008

mis abuelos me cuidaban cuando mis padres se iban de viaje

Cuando era pequeña ella y mi abuelo me cuidaban cuando mis padres se iban de viaje. Además durante vacaciones siempre acogían a las nietas y los nietos que querían visitarlos en su casa de verano en la zona de los Lagos Finger de Nueva York.

lecciones del flores

sm_abuela_001

pata de pájaro

Durante estas visitas estivales hicimos paseos por los bosques y campos al litoral del lago y mi abuela me enseñaba los nombres de las flores silvestres. Todavía sé los nombres de las flores pero ahora creo que ella inventaba muchos nombres en el momento para entretenerme. O puede ser que sí, así las llamaban de manera popular y ella me lo dijo como las sabía pero algunas no las he encontrado en un guía de flores por los nombres dichos por mi abuela.

sm_abuela_0002

flor de maíz

Hubo “pata de pájaro”, “flor de maíz”, “campanas de duendes” y “lengua de gato” para mencionar algunas y que me parecen nombres perfectos pero no científicos ni correctos. Cabe mencionar que gracias a estas excursiones también reconozco margaritas, botónes de oro, lirios de tigre (lilium superbum), amapolas y tréboles.

sm_abuela_0003

campana de duende

Hoy suelo pasear por el parque con mi perra, Lula, y no siempre, pero muchas veces tengo mi abuela en mente porque sus palabras están en mi corazón. Después de una caminata por el campo, mi abuela a veces me aconsejaba que recordara que importanteque es divertirse y distraerse en la vida, y hay que hacerlo cada día, aunque solo sea para caminar por la orilla del camino y mirar las flores, ¡que también es gran cosa!

sm_abuela_004

lengua de gato

Desde hace unos años he descubierto un interés por los arboles y ahora me arrepiento no haberle preguntado por ellos también. Tal vez sus nombres no correspondiesen a lo científico o lo correcto pero al menos los reconocería más que ahora y me traerían otro recuerdo alegre de mi abuela.

historias para dormir

Mis abuelos tuvieron cuatro hijos – dos chicas y dos chicos – y me imagino que ahora llevaban bien pero en retrospectiva recuerdo una relación un poco quisquillosa – mi abuelo mandaba y en seguida mi abuela respondía – y no dormían juntos. Mi abuela ocupaba la habitación matrimonial donde adjunto había un pequeño cuarto, suficientemente grande para una cama individual, una silla y una armario. Se podía imaginar que en el pasado era el cuarto del bebe y cuando los visitaba dormía allí yo, o si no allí, con la abuela.

sm_boat00

mi abuela me contaba cuentos para dormir

Y no importa tanto donde dormía, muchas veces nos tumbábamos juntas en su cama para leer o para que ella me contara historias para dormir.

Una historia que me contó una vez y que nunca he olvidado fue como ella me salvó la vida cuando yo tenía unas semanas de edad.

una excursión

Mis padres estaban de viaje, y según me lo contó, los abuelos, una tía y yo fuimos de excursión a un lago cercano donde hubo una carrera de lanchas rápidas y un espectáculo de esquí acuático. Era un día soleado de verano, un brisa fresca corría por el lago, un día perfecto para una comida al aire libre. Todos estábamos contentos y tranquilos, cuando de repente un capitán perdió control de una lancha y voló por el aire hacia donde estábamos sentados comiendo.

sm_abuela_barca_0007

fuimos de excursión …

Y en este momento de la historia, mi abuela me cogió, me abrazó y agitó el colchón para imitar como corrió para salvarnos del accidente de la lacha que fue inminente. Luego suspiró profundamente y dijo que fue por eso que todos estamos aquí hoy.

boat

Guau, pensé yo, qué suerte tengo de estar viva y tener una abuela tan lista y capaz. He llevado esta historia en mi corazón durante años, hasta que hace unos pocos pregunté a mi tía si recordaba ella aquel acontecimiento espantoso. Me contestó que podría ser posible que lo ocurriera así pero ella no tenía ninguna memoria de tal accidente, ni tal excursión.

Y así otro regalo de mi abuela: qué que bien es sentir la fortuna de estar viva y vivir cada día al máximo.

de tal palo tal astilla

Y como va el dicho, de tal palo tal astilla, para más sobre flores y mi familia, lee este post – flores y colores.

Advertisements

2 thoughts on “cuentos -es

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s