Home

transición a la democracia en Chile

Volví de Ecuador con aún más ganas de viajar y estudiar y también muy entusiasta por los procesos políticos y la posibilidad de cambios sistemáticos y pacíficos.

mapa-mundo-politico

Hice una clase de “Relaciones Internacionales entre la Unión Soviética y los Países de Latinoamérica” – y qué sorpresa tuvimos en noviembre del 1989 cuando derribaron el Muro de Berlín. Te lo juro, ni una vez hablamos de la debilidad del régimen soviética o los países aliados. Utilizamos la matriz de la guerra fría, equilibrio de poderes y carrera armamentística para estudiar el tema. Y ya estaba. Nada iba a cambiar, hasta que de repente todo cambió.

0017_spiral_spotAhora cuando veo el mundo, me pregunto si no estamos en la misma trayectoria. Es decir inconscientes de los grandes cambios políticos que estamos viviendo mientras normalizamos toda la corrupción, los asesinos y las guerras que están pasando, pero ese es tema para otro día.

La profesora que dio la clase era chilena, Doctora Silvia Borzutzky, y tenía experiencia de primera mano de muchos momentos históricos en su país y de otros.

Era otoño de 1988 y la población chilena votó en un plebiscito nacional para decidir si General Augusto Pinochet seguía o no en el poder. Ganó el “no” y luego en un año habrían elecciones por primera vez desde el golpe de estado de 1973.

sm_rainbowDebido a las charlas de la profesora y el momento histórico se me planteó la idea de visitar a Chile. Había perdido el referéndum, no quería perder las elecciones. ¿Se iba Pinochet, de veras?

mi proyecto de investigación de campo, ¡en Santiago de Chile!

Me matriculé en una clase en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) que se llamaba “La sociología del autoritarismo burocrático militar en el cono sur” y estudiamos los casos y las transiciones a la democracia que estaban haciendo no sólo en Chile, sino también, en Brasil, Argentina y Uruguay.

chile_0003

También con el apoyo de la profesora Borzutzky diseñé un proyecto de investigación cuyo pregunta principal era – Si bajo la dictadura de Pinochet la política era prohibida, de dónde surgió en los últimos meses esta ola de participación política, especialmente entre la gente joven quienes habían crecido en este ambiente apolítico.

Pretendía estudiar tres partidos y sus agrupaciones de jóvenes para entender como les enganchó la política si en toda su vida el país no tenía un discurso político. Elegí del derecho el Partido de la Unión Democrática, del centro el Partido Cristiano Demócrata y del izquierdo el Partido Comunista que todavía estaba prohibido y por eso “no existía” aunque sí, existía. Fue una cuestión de buscar.

La profesora Borzutzky me aconsejó de estar preparada para cambiar el plan si no pudiera conocer a nadie del Partido Comunista. Bien, eso ya lo había aprendido cuando hice la investigación en Ecuador.

Otro colega chileno, un señor haciendo su doctorado que había conocido en una clase, me dio el nombre y el número de teléfono de un amigo suyo en Santiago. Cuando yo llegara, lo contactaría para verlo socialmente, o tal vez me podría ayudar con el proyecto, fue lo que me dijo.

amigos de todo el mundo

Con mis estudios arreglados, solo faltaban donde vivir y por suerte leí un articulo en la sección de viajar del periódico “New York Times” y al final de la nota hubo mención de una agencia de viajes que arreglaba hospedaje en casas particulares. La agencia se llamaba Amigos de Todo el Mundo y hablé con Francisco (Paco) quien me dijo que estaría en el aeropuerto para recibirme. Genial. Todo listo y me fui.

childe_house_blogPaco fue a buscarme y me llevó a la casa de Don Antonio y Doña Anita en el barrio La Reina en el norte de la ciudad. Era gente mayor, con una hija ya casada viviendo en otra zona de la ciudad. En la casa también vivía su sobrino que era estudiante universitario y yo, que tenía “mi casita”, sencilla pero moderna y con su propio baño, en el traspatio que en los tiempos pasados probablemente servía como el cuarto de la sirvienta.

instalada y lista

Las clases en el Flasco me servían para entender más sobre como es la vida bajo un régimen dictatorial y también para conocer a gente local y hacer los primeros contactos de mi investigación.

Por la parte del colega de mi amigo chileno hice el contacto con el Partido Comunista (prohibido) y al contrario de lo que me había avisado la profesora, los encontré muy accesibles y con ganas de estar entrevistados bajo la garantía de anonimato.

pinochet_dd_004

monitoreo de derechos humanos

Aprendí muchísimo durante mi estancia y saqué adelante mi proyecto y recibí buenas notas (que siempre me importaban mucho). Pero la experiencia que me impactó más que otras es el trabajo voluntariado que hice con un abogado de derechos humanos. Era de los Estados Unidos y su proyecto tenía financiación de una fundación que promovía la democracia en Washington, D.C.

Mientras estaba en Santiago, la Catedral central le prestaba un despacho del tamaño de un almacén de limpieza y allí trabajábamos.

paloma_azulruth2017

Por un tiempo, cada día fui a su despacho para leer todos los periódicos que se podía comprar buscando notas de prensa de violación de derechos humanos u otros acontecimientos irregulares llevado a cabo por las fuerzas armadas o la policía. Cuando encontré un articulo, lo corte del periódico para archivar. Cuando ya había leído todos los periódicos del día, arranqué el ordenador y utilicé algo poco conocido en aquel entonces: el correo electrónico para enviar un resumen de todos los artículos del día a sus compañeros de trabajo en Washington, D.C.

No sé que le pasó al abogado, regresé a los Estados Unidos y a pesar del correo electrónico, no nos mantuvimos contacto. Doña Anita y yo nos escribimos un par de veces pero poco a poco Chile se quedó muy lejos de mi – literalmente – que en menos de un año yo fui a vivir en Japón.

verde_001

el resultado de mi investigación con la gente joven

Ay, y el resultado de mi investigación. Pues con reflexión poco novedosa. Como en la frase hecha, de tal palo, tal astilla: la mayoría de la gente joven que entrevisté, entraron al agua política por la corriente familiar. Encontraron sus colores políticos siendo del mismo partido de los padres. Es decir, aunque el régimen de Pinochet intentaba deshacer la política de la sociedad, la política se fue bajo el agua y cuando el proceso del plebiscito se llevó a cabo mucha gente joven empezó a participar según las alianzas de su familia.

greenheart_vine

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s